ASOCIACIÓN DE LA HEROICA ESCUELA NAVAL MILITAR, A.C.

HISTORIA DE CAMPECHE



Ubicado en el tercio occidental de la península de Yucatán, el Estado de Campeche abarca 56 mil 800 kilómetros cuadrados y al igual que sus estados vecinos es casi totalmente plano, ahi mismo se asienta la Reserva de la Biósfera de Calakmul, el área natural protegida más grande de México.

Hacia 1540 Don Francisco de Montejo, encontrándose gobernando la Ciudad real de Chiapa, cede a su hijo los poderes de conquista de la península que el rey le había conferido y manda a traerlo desde Champotón para hacerselo saber y darle instrucciones.

Puestos de acuerdo padre e hijo, Montejo "El Mozo" retorna a Champotón para preparar su salida a Kin Pech. En el camino superan la resistencia maya y logran fundar el 4 de octubre de 1540, el lugar donde antes estuvo el campamento de Salamanca de Campeche, otro con el nombre San Francisco de Campeche, con miras a crear un futuro puerto.

LA NACIENTE VILLA DE CAMPECHE.

Con la fundación de San Francisco de Campeche, sobre los cimientos de algunos edificios mayas pertenecientes a los suburbios del pueblo prehispánico, comenzó la conquista final de la península de Yucatán.

Terminada la conquista física de los mayas, los españoles adoptaron una economía de tipo mixto, pues sobre la base de la encomienda y el tributo recibían de los pueblos mayas productos para su consumo, pero los exedentes los comercializaban hacia el exterior.


LA PIRATERÍA

Como fuerzas del mal surgidas de los ignotos mares, hombres crueles y despiadados dedicados al saqueo y la rapiña, sentaron sus reales en el Caribe y el Golfo de México en la segunda mitad del siglo XVI, y pusieron su mirada sobre Campeche.

Por ello mayas y españoles, que culturalmente estaban en preceso de fusión, tuvieron que unirse para defender a Campeche de los piratas.


El 1 de octubre de 1777, el rey Carlos III de España concedió a la Villa el título de Ciudad de San Francisco de Campeche, y le aprobó como emblema un escudo dividido en cuatro cuadrantes.

En dos de ellos se ven, en campos de gules, castillos de plata; en los otros dos, en campos de azur, galeones de plata.

Limíta los cuadrantes bordadura de oro y los orla el cordón de San Francisco de Asís.

Rodean el escudo adornos en forma de hojas de acanto y sobre él una corona real.